Carmen* tenía 82 años cuando tuvo un ictus. Una pequeña vena de su cerebro se rompió y la falta de oxígeno en el cerebro le provocó secuelas: debilidad en la pierna y brazo izquierdos, fatiga, labilidad emocional y dolor de hombro izquierdo, que le impedían hacer sus actividades cotidianas. 

En cuanto su médico nos dió el visto bueno, comenzamos a ir a casa de Carmen a hacer Rehabilitación Domiciliaria: ejercicios para mejorar la marcha, estimulación sensorial y propioceptiva, trabajo de equilibrio, terapia manual para mejorar el dolor del hombro, etc. 

Desde las primeras sesiones, Carmen mejoró en su dolor y movilidad, viéndose capaz de hacer algunas de las tareas del día a día que antes no podía hacer, por lo que también mejoró su estado anímico.

Cada uno de estos casos nos marcan como fisioterapeutas y como personas. No podemos olvidar las miradas de aquellos pacientes que, gracias a la rehabilitación, logran recuperar habilidades que daban por perdidas. Para nosotros la satisfacción es doble, porque cada pequeña mejora en la salud de nuestros pacientes es un logro como terapeutas, pero sobretodo porque, aunque desde fuera parezcan pequeñas mejoras, es un antes y un después para ellos. 

Por ejemplo, recuerdo en el caso de Carmen, el momento en el que ella consiguió caminar por el pasillo de su casa sin cogerse de las paredes, casi lloró de la emoción. O la satisfacción del momento en el que se dió cuenta de que podía levantar el brazo para peinarse. Pueden parecer pequeños logros, pero para ellos es la diferencia entre ser autosuficientes o dependientes, entre sentirse útiles o una carga para las personas que les rodean.

Además, a nivel de prevención la diferencia puede ser abismal: un anciano que está decaído y sentado todo el día terminará padeciendo osteoporosis, problemas articulares, musculares,  digestivos, circulatorios, mentales, etc. 

En Vitactive siempre animamos a que las familias opten por la Rehabilitación Domiciliaria para sus mayores. Puede ser de mucha utilidad en casos de Ictus, recuperación tras fracturas, patologías crónicas y mucho más. No dudes en preguntarnos cualquier duda, te atenderemos encantados.

Nuria Martinez Labuiga – Fisioterapeuta de Vitactive

*El nombre es ficticio, para proteger la identidad de la paciente cuya historia exponemos.

¿Para qué sirve?

Principalmente sirve para:

Ejercitar la musculatura del suelo pélvico.

Preparación perineal previa al parto.

Trabajar o recuperar el suelo pélvico en el posparto.

El EPI-NO es una herramienta de Biofeedback para entrenar los músculos del suelo pélvico pero, ¿qué significa Biofeedback? es una técnica que permite identificar en tiempo real el estado y la progresión de nuestros músculos a lo largo de las semanas durante nuestro entrenamiento, teniendo en cuenta que según el momento vital en el que te encuentres, necesitarás un entrenamiento u otro.


Gracias al EPI-NO podrás fortalecer la musculatura de tu suelo pélvico, aprendiendo a contraerla y relajarla cuando lo necesites.


¿Cuándo usarlo?

Antes de todo, lo primero que siempre os recomendamos es realizar una valoración previa de tu suelo pélvico, de esta manera podremos saber qué es lo que realmente necesitas.

Embarazo: podrás utilizar el EPI-NO como herramienta para entrenar la musculatura del suelo pélvico y ser capaces de contraerla o relajarla según nos convenga. Por otro lado, también podremos usarlo para estirar y flexibilizar esta musculatura, de esta manera evitaremos posibles lesiones en el parto y facilitaremos una recuperación más rápida en el posparto.

Posparto: podrás utilizar el EPI-NO, pasadas las semanas de cuarentena, para poder recuperar el buen estado de la musculatura de tu suelo pélvico y de esta forma prevenir la incontinencia urinaria, molestias en las relaciones sexuales o el propaso.

En Vitactive contamos con Lorena, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y pilates terapéutico. Con su ayuda podrás entrenar, flexibilizar y mejorar la salud de tu suelo pélvico en cualquier momento de tu vida.